"Yo me apego a lo mío", dice el chimpancé 
La capacidad de aprendizaje de los chimpancés (Pan troglodytes), tanto individual como social, siempre ha resultado fascinante. Quizá lo que más reconocemos de ellos es su comportamiento curioso. Como nosotros, los chimpancés son primates que se encuentran inmersos en una sociedad donde existen costumbres bien arraigadas. Pero es frecuente encontrar excepciones que realizan algunas actividades de manera distinta a la mayoría de la población. De acuerdo con un estudio realizado por investigadores del  Instituto Max-Planck para la Psicolingüística, estos individuos no se dejan influenciar por los demás, a menos que reciban una mayor recompensa.
El estudio, dirigido por Edwin van Leeuwen, se realizó utilizando dos poblaciones de chimpancés. La primer población provenía del Centro de Investigación para Primates Wolfgang Kohler en Lipsia, Alemania; la segunda, del Orfanato de Confianza para Vida Silvestre Chimfunshi en Zambia. Para el experimento, cada población fue dividida en dos grupos: una mayoría y una minoría que, como resulta obvio, variaban en el número de individuos. Aún más, también diferían en el entrenamiento que habían recibido para obtener una recompensa (un cacahuate) de una máquina: la “ficha” que insertaban en ella era lo único diferente (una pequeña barra de plástico café para algunos y una copa de plástico blanca para otros).
Los resultados fueron los mismos para ambas poblaciones. La minoría seguía usando la misma “ficha” a pesar de que el grupo mayoritario usara otra. Sin embargo, cuando los investigadores ajustaron la máquina de la minoría para que les proporcionara cinco cacahuates, el resultado cambió. Todos, a excepción de un chimpancé, comenzaron a preferirla de manera gradual, pues el esfuerzo por conseguir una mayor recompensa era el mismo.
Estos resultados pueden ser dependientes a las características del diseño experimental, y existe la posibilidad de que el comportamiento de los chimpancés difiera en la vida libre, ya que la conformidad podría ser un proceso que esté guiando su comportamiento. Mientras tanto, Edwin está convencido de que “los cacahuates están por encima de la popularidad”.
___________________
Imagen tomada de este sitio: http://www.science.ngfn.de/10_440.htm
Fuente en Max Planck Institute
Artículo en PLOS ONE (libre acceso)

"Yo me apego a lo mío", dice el chimpancé

La capacidad de aprendizaje de los chimpancés (Pan troglodytes), tanto individual como social, siempre ha resultado fascinante. Quizá lo que más reconocemos de ellos es su comportamiento curioso. Como nosotros, los chimpancés son primates que se encuentran inmersos en una sociedad donde existen costumbres bien arraigadas. Pero es frecuente encontrar excepciones que realizan algunas actividades de manera distinta a la mayoría de la población. De acuerdo con un estudio realizado por investigadores del  Instituto Max-Planck para la Psicolingüística, estos individuos no se dejan influenciar por los demás, a menos que reciban una mayor recompensa.

El estudio, dirigido por Edwin van Leeuwen, se realizó utilizando dos poblaciones de chimpancés. La primer población provenía del Centro de Investigación para Primates Wolfgang Kohler en Lipsia, Alemania; la segunda, del Orfanato de Confianza para Vida Silvestre Chimfunshi en Zambia. Para el experimento, cada población fue dividida en dos grupos: una mayoría y una minoría que, como resulta obvio, variaban en el número de individuos. Aún más, también diferían en el entrenamiento que habían recibido para obtener una recompensa (un cacahuate) de una máquina: la “ficha” que insertaban en ella era lo único diferente (una pequeña barra de plástico café para algunos y una copa de plástico blanca para otros).

Los resultados fueron los mismos para ambas poblaciones. La minoría seguía usando la misma “ficha” a pesar de que el grupo mayoritario usara otra. Sin embargo, cuando los investigadores ajustaron la máquina de la minoría para que les proporcionara cinco cacahuates, el resultado cambió. Todos, a excepción de un chimpancé, comenzaron a preferirla de manera gradual, pues el esfuerzo por conseguir una mayor recompensa era el mismo.

Estos resultados pueden ser dependientes a las características del diseño experimental, y existe la posibilidad de que el comportamiento de los chimpancés difiera en la vida libre, ya que la conformidad podría ser un proceso que esté guiando su comportamiento. Mientras tanto, Edwin está convencido de que “los cacahuates están por encima de la popularidad”.

___________________

Imagen tomada de este sitio: http://www.science.ngfn.de/10_440.htm

Fuente en Max Planck Institute

Artículo en PLOS ONE (libre acceso)