La percepción del tiempo difiere entre los animales
¡Bzzzz! Estás en un cuarto disfrutando de lo que sea que haces cuando estás encerrado ¡Bzzzzz! y como si se tratase de un experimentos exitoso de Francesco Redi, una mosca parece materializarse de la nada y comienza a zumbarte en los oídos. Procedes a tomar alguna ¡Bzzzz! revista o cualquier cosa que te facilite eliminarla pero tus intentos parecen nulos. ¿Será que la mosca reacciona muy rápido o tú actúas demasiado lento? La respuesta está en ambas opciones.
Una investigación internacional, en la cual participaron científicos de la Universidad Trinity Dublin, la Universidad de Edimburgo y la Universidad de St. Andrews, ha demostrado que la habilidad de los animales de percibir el tiempo está relacionada con su ritmo de vida.
La investigación demuestra que los animales de cuerpo pequeño con ritmos metabólicos rápidos, como la mosca que te molesta, perciben una mayor información por unidad de tiempo en contraste con los animales de metabolismos más lentos, como una ballena, la cual tiene un corazón que late seis veces por minuto. “Estos resultados sugieren que la percepción del tiempo ofrece una dimensión aún sin estudiar, en donde los animales pueden especializarse; existe un margen considerable para estudiar este sistema con más detalle. Estamos comenzando a entender que existe todo un mundo de detalles que sólo algunos animales pueden percibir y es fascinante pensar en cómo ellos podrían percibir un mundo diferente al nuestro”, comentó Andrew Jackson, investigador del estudio.
Por el momento, este descubrimiento nos hace pensar de su importancia en los animales. Pensemos en el primer ejemplo: tú contra la mosca. En este caso, para la mosca, las diferencias en la percepción del tiempo representan un límite decisivo entre la vida y la muerte. En el caso de un depredador contra su presa puede representar exactamente lo mismo.
Se ha demostrado que esta habilidad de percepción varía a través de los animales a causa de un fenómeno llamado “frecuencia de fusión del parpadeo crítico”, basado en la velocidad máxima de destellos de luz que un individuo puede ver antes de que la fuente de luz sea percibida como una constante. Esto es algo usado en la televisión, los cines y en las computadoras. Simplemente recuerden cómo se ve una televisión análoga detrás de una cámara e imaginen que esa es la manera en que los perros siempre la ven debido a que sus ojos se actualizan a un ritmo mayor que las pantallas análogas.
Los investigadores hicieron uso de este fenómeno para observar la variación en la percepción del tiempo a través de una amplia gama de animales, demostrando que los animales ágiles poseen una capacidad más refinada para percibir el tiempo a resoluciones mayores.
Esto nos enseña la impresionante habilidad de los animales pequeños para procesar esta información y nos deja pensando que, así como nosotros imaginamos a los ogros o gigantes moviéndose a velocidades lentas, esta es una realidad con la que viven las moscas todos los días.
___________________________________
Imagen tomada de este Tumblr: http://grumpy-guy.tumblr.com/
Fuente en el Trinity College Dublin
Artículo en Animal Behaviour

La percepción del tiempo difiere entre los animales

¡Bzzzz! Estás en un cuarto disfrutando de lo que sea que haces cuando estás encerrado ¡Bzzzzz! y como si se tratase de un experimentos exitoso de Francesco Redi, una mosca parece materializarse de la nada y comienza a zumbarte en los oídos. Procedes a tomar alguna ¡Bzzzz! revista o cualquier cosa que te facilite eliminarla pero tus intentos parecen nulos. ¿Será que la mosca reacciona muy rápido o tú actúas demasiado lento? La respuesta está en ambas opciones.

Una investigación internacional, en la cual participaron científicos de la Universidad Trinity Dublin, la Universidad de Edimburgo y la Universidad de St. Andrews, ha demostrado que la habilidad de los animales de percibir el tiempo está relacionada con su ritmo de vida.

La investigación demuestra que los animales de cuerpo pequeño con ritmos metabólicos rápidos, como la mosca que te molesta, perciben una mayor información por unidad de tiempo en contraste con los animales de metabolismos más lentos, como una ballena, la cual tiene un corazón que late seis veces por minuto. “Estos resultados sugieren que la percepción del tiempo ofrece una dimensión aún sin estudiar, en donde los animales pueden especializarse; existe un margen considerable para estudiar este sistema con más detalle. Estamos comenzando a entender que existe todo un mundo de detalles que sólo algunos animales pueden percibir y es fascinante pensar en cómo ellos podrían percibir un mundo diferente al nuestro”, comentó Andrew Jackson, investigador del estudio.

Por el momento, este descubrimiento nos hace pensar de su importancia en los animales. Pensemos en el primer ejemplo: tú contra la mosca. En este caso, para la mosca, las diferencias en la percepción del tiempo representan un límite decisivo entre la vida y la muerte. En el caso de un depredador contra su presa puede representar exactamente lo mismo.

Se ha demostrado que esta habilidad de percepción varía a través de los animales a causa de un fenómeno llamado “frecuencia de fusión del parpadeo crítico”, basado en la velocidad máxima de destellos de luz que un individuo puede ver antes de que la fuente de luz sea percibida como una constante. Esto es algo usado en la televisión, los cines y en las computadoras. Simplemente recuerden cómo se ve una televisión análoga detrás de una cámara e imaginen que esa es la manera en que los perros siempre la ven debido a que sus ojos se actualizan a un ritmo mayor que las pantallas análogas.

Los investigadores hicieron uso de este fenómeno para observar la variación en la percepción del tiempo a través de una amplia gama de animales, demostrando que los animales ágiles poseen una capacidad más refinada para percibir el tiempo a resoluciones mayores.

Esto nos enseña la impresionante habilidad de los animales pequeños para procesar esta información y nos deja pensando que, así como nosotros imaginamos a los ogros o gigantes moviéndose a velocidades lentas, esta es una realidad con la que viven las moscas todos los días.

___________________________________

Imagen tomada de este Tumblr: http://grumpy-guy.tumblr.com/

Fuente en el Trinity College Dublin

Artículo en Animal Behaviour