Valentina Tereshkova: la primera mujer en tocar las estrellas
El 15 de junio de 1963, Valentina Tereshkova habló por teléfono con su mamá. Le confesó que no había estado asistiendo al campo de entrenamiento de paracaidistas durante el último año, como le había hecho creer, sino que se había estado preparando para el viaje espacial que estaba a punto de realizar. Al día siguiente, hace unos 50 años, Valentina se convirtió en la primera mujer en abandonar nuestra atmósfera. “¡Eh, cielo! ¡Quítate el sombrero porque ahí te voy!”, gritó segundos antes del despegue. 
La legendaria cosmonauta no siempre cumplió con el perfil que se espera de un viajero espacial: hija de un tractorista y de una trabajadora de la industria textil, por muchos años siguió los pasos de su madre. Sin embargo, Valentina siempre había sido una chica inquieta y a sus 22 años de edad saltó por primera vez de un paracaídas. Quizá fue la adrenalina o su pasión por volar las que causaron que, desde ese entonces, se convirtiera en una dedicada paracaidista.
Esto, aunado a sus conocimientos en ingeniería, su origen proletario y su atracción por la investigación espacial, fue lo que más tarde determinaría que Nikolai Kamanin, director del programa de entrenamiento de la agencia del espacio soviética, la escogiera a ella (de entre más de 400 postulantes) como cosmonauta titular del Vostok 6. ¿Su misión? Realizar investigaciones médico-biológicas que compararan los efectos del vuelo espacial en hombres y mujeres, y mejorar los sistemas de la nave espacial de manera que estuvieran adaptados para el organismo femenino.
Para ello, Chaika (gaviota, en ruso; fue el nombre clave de Valentina durante la misión) estuvo en el espacio durante dos días, 22 horas y 50 minutos. El 19 de junio del ‘63, el Vostok 6 aterrizó en Karaganda, Kazajistán. La hazaña terminó pero las palabras de Valentina cuando estaba en órbita quedaron grabadas: “Aquí Gaviota, aquí Gaviota. Veo en el horizonte una raya azul: es la Tierra ¡Qué hermosa! Todo marcha espléndidamente.”
_______________________________
Biografía de la primer mujer que salió al espacio.
"Ayúdame, Valentina" es una canción de la cantautora chilena Violeta Parra, y es un tributo a Valentina Tereshkova. Aquí se escucha interpretada por su hija, Isabel.
[Imagen de Philip Bond, ilustrador de historietas de DC Comics. Aquí puedes ver más mujeres astronautas dibujadas por él.]

Valentina Tereshkova: la primera mujer en tocar las estrellas

El 15 de junio de 1963, Valentina Tereshkova habló por teléfono con su mamá. Le confesó que no había estado asistiendo al campo de entrenamiento de paracaidistas durante el último año, como le había hecho creer, sino que se había estado preparando para el viaje espacial que estaba a punto de realizar. Al día siguiente, hace unos 50 años, Valentina se convirtió en la primera mujer en abandonar nuestra atmósfera. “¡Eh, cielo! ¡Quítate el sombrero porque ahí te voy!”, gritó segundos antes del despegue. 

La legendaria cosmonauta no siempre cumplió con el perfil que se espera de un viajero espacial: hija de un tractorista y de una trabajadora de la industria textil, por muchos años siguió los pasos de su madre. Sin embargo, Valentina siempre había sido una chica inquieta y a sus 22 años de edad saltó por primera vez de un paracaídas. Quizá fue la adrenalina o su pasión por volar las que causaron que, desde ese entonces, se convirtiera en una dedicada paracaidista.

Esto, aunado a sus conocimientos en ingeniería, su origen proletario y su atracción por la investigación espacial, fue lo que más tarde determinaría que Nikolai Kamanin, director del programa de entrenamiento de la agencia del espacio soviética, la escogiera a ella (de entre más de 400 postulantes) como cosmonauta titular del Vostok 6. ¿Su misión? Realizar investigaciones médico-biológicas que compararan los efectos del vuelo espacial en hombres y mujeres, y mejorar los sistemas de la nave espacial de manera que estuvieran adaptados para el organismo femenino.

Para ello, Chaika (gaviota, en ruso; fue el nombre clave de Valentina durante la misión) estuvo en el espacio durante dos días, 22 horas y 50 minutos. El 19 de junio del ‘63, el Vostok 6 aterrizó en Karaganda, Kazajistán. La hazaña terminó pero las palabras de Valentina cuando estaba en órbita quedaron grabadas: “Aquí Gaviota, aquí Gaviota. Veo en el horizonte una raya azul: es la Tierra ¡Qué hermosa! Todo marcha espléndidamente.”

_______________________________

Biografía de la primer mujer que salió al espacio.

"Ayúdame, Valentina" es una canción de la cantautora chilena Violeta Parra, y es un tributo a Valentina Tereshkova. Aquí se escucha interpretada por su hija, Isabel.

[Imagen de Philip Bond, ilustrador de historietas de DC Comics. Aquí puedes ver más mujeres astronautas dibujadas por él.]