Historias Cienciacionales
hace 11 meses
permalink
Logran clonar células humanas
Shoukhrat Mitalipov, especialista en biología de la reproducción en la Universidad de Salud y Ciencia de Oregón, Estados Unidos, junto con sus colegas, generó células madre embrionarias a través de clonación. Esta es la primera vez que este procedimiento es exitoso en humanos, en tanto que ya se había conseguido en otros animales como vacas, perros, gatos o macacos.
El procedimiento para generar estas células madre comienza con un óvulo humano. Su núcleo, que tiene la mitad de la información genética (23 cromosomas), es removido. Posteriormente, al óvulo se le inserta el núcleo de cualquier otra célula (diferente de un óvulo u espermatozoide) que contenga el contenido de información genética completa (46 cromosomas); en este caso fue de piel. El procedimiento reprograma al óvulo ya que simula una fecundación: la célula tiene el material genético completo. Entonces, el óvulo comienza a dividirse hasta alcanzar la etapa de blastocisto, que es una pelotita de muchas células. Para clonar a Dolly, éste blastocisto fue implantado en el útero de su madre, donde se desarrolló completamente; sin embargo, esto fue diferente para las células madre humanas conseguidas ahora: las células del blastocisto se separaron y se comenzaron a cultivar para generar cualquier tipo de células (esto es posible debido a que todas las células de nuestro cuerpo tienen el mismo material genético. Lo que hace diferente a una neurona de una célula del corazón, por ejemplo, son los genes “prendidos” y “apagados”, específicos de cada tipo celular).
Mitalipov no utilizó técnicas nuevas, pues de hecho ya había logrado con éxito generar células clonadas en monos, en 2007. En seis años, este investigador estuvo dedicado a navegar en la regulación de la investigación en embriones humanos en Estados Unidos, y en mejorar las técnicas y protocolos para generar células madre embrionarias humanas. De hecho, algo sorprendente del estudio es la eficiencia del método: de 15 óvulos de una donadora se obtuvo una línea celular y de 5 óvulos de una segunda donadora se obtuvo otra.
Su equipo comenzó a trabajar el pasado mes de septiembre, utilizando óvulos de donadoras reclutadas en una campaña en su universidad (quienes, por cierto, recibieron de 3 mil a 7 mil dólares en compensación). Fue en diciembre cuando las células comenzaron a formar blastocistos. Posteriormente fueron probadas para comprobar que se podían diferenciar en cualquier tipo celular: lograron generar células de corazón que podían contraerse espontáneamente.
Con el anuncio de este logro, vinieron también los comentarios y preguntas sobre la posible clonación de humanos. Jorge Cuadros, miembro de la junta directiva de la Asociación Española para el Estudio de la Biología de la Reproducción, dijo al periódico El País que pensar en la clonación humana “sigue siendo una barbaridad y ciencia ficción”. Dijo que “la técnica se ha probado en animales, con tasas de éxito del 1%. Eso quiere decir que en el otro 99% ha habido abortos o crías que han muerto al nacer, y muchos de los pocos animales que se han conseguido tienen malformaciones o enfermedades graves”. 
Lo que es un hecho es que esta técnica abre un enorme camino a la medicina regenerativa. Las células se pueden dirigir hacia el tipo celular que un paciente necesite y entonces realizar un autotransplante. Como las células tendrían el mismo material genético que el receptor, podría usarse sin riesgo de rechazo para tratar enfermedades como Parkinson, esclerosis múltiple, problemas cardíacos o lesiones de la espina dorsal, sólo por mencionar algunos ejemplos.
————
Este es el artículo, publicado ayer en Cell.
Aquí la nota de El País.
Aquí la nota de Nature.
Una nota del periódico The Independent.
Imagen: esquema de el método empleado. Tomado de El País.

Logran clonar células humanas

Shoukhrat Mitalipov, especialista en biología de la reproducción en la Universidad de Salud y Ciencia de Oregón, Estados Unidos, junto con sus colegas, generó células madre embrionarias a través de clonación. Esta es la primera vez que este procedimiento es exitoso en humanos, en tanto que ya se había conseguido en otros animales como vacas, perros, gatos o macacos.

El procedimiento para generar estas células madre comienza con un óvulo humano. Su núcleo, que tiene la mitad de la información genética (23 cromosomas), es removido. Posteriormente, al óvulo se le inserta el núcleo de cualquier otra célula (diferente de un óvulo u espermatozoide) que contenga el contenido de información genética completa (46 cromosomas); en este caso fue de piel. El procedimiento reprograma al óvulo ya que simula una fecundación: la célula tiene el material genético completo. Entonces, el óvulo comienza a dividirse hasta alcanzar la etapa de blastocisto, que es una pelotita de muchas células. Para clonar a Dolly, éste blastocisto fue implantado en el útero de su madre, donde se desarrolló completamente; sin embargo, esto fue diferente para las células madre humanas conseguidas ahora: las células del blastocisto se separaron y se comenzaron a cultivar para generar cualquier tipo de células (esto es posible debido a que todas las células de nuestro cuerpo tienen el mismo material genético. Lo que hace diferente a una neurona de una célula del corazón, por ejemplo, son los genes “prendidos” y “apagados”, específicos de cada tipo celular).

Mitalipov no utilizó técnicas nuevas, pues de hecho ya había logrado con éxito generar células clonadas en monos, en 2007. En seis años, este investigador estuvo dedicado a navegar en la regulación de la investigación en embriones humanos en Estados Unidos, y en mejorar las técnicas y protocolos para generar células madre embrionarias humanas. De hecho, algo sorprendente del estudio es la eficiencia del método: de 15 óvulos de una donadora se obtuvo una línea celular y de 5 óvulos de una segunda donadora se obtuvo otra.

Su equipo comenzó a trabajar el pasado mes de septiembre, utilizando óvulos de donadoras reclutadas en una campaña en su universidad (quienes, por cierto, recibieron de 3 mil a 7 mil dólares en compensación). Fue en diciembre cuando las células comenzaron a formar blastocistos. Posteriormente fueron probadas para comprobar que se podían diferenciar en cualquier tipo celular: lograron generar células de corazón que podían contraerse espontáneamente.

Con el anuncio de este logro, vinieron también los comentarios y preguntas sobre la posible clonación de humanos. Jorge Cuadros, miembro de la junta directiva de la Asociación Española para el Estudio de la Biología de la Reproducción, dijo al periódico El País que pensar en la clonación humana “sigue siendo una barbaridad y ciencia ficción”. Dijo que “la técnica se ha probado en animales, con tasas de éxito del 1%. Eso quiere decir que en el otro 99% ha habido abortos o crías que han muerto al nacer, y muchos de los pocos animales que se han conseguido tienen malformaciones o enfermedades graves”. 

Lo que es un hecho es que esta técnica abre un enorme camino a la medicina regenerativa. Las células se pueden dirigir hacia el tipo celular que un paciente necesite y entonces realizar un autotransplante. Como las células tendrían el mismo material genético que el receptor, podría usarse sin riesgo de rechazo para tratar enfermedades como Parkinson, esclerosis múltiple, problemas cardíacos o lesiones de la espina dorsal, sólo por mencionar algunos ejemplos.

————

Este es el artículo, publicado ayer en Cell.

Aquí la nota de El País.

Aquí la nota de Nature.

Una nota del periódico The Independent.

Imagen: esquema de el método empleado. Tomado de El País.

  1. frankysteein ha reblogueado esto desde historiascienciacionales
  2. historiascienciacionales ha publicado esto
Powered by Tumblr Designed by:Doinwork